Masthead header

Una mirada, el “fenómeno abuela” – LUX ORO 2013

Una novia comparte un momento de los preparativos con su abuela

Emocionado abrazo de una novia a su abuela el día de la boda

Hemos tenido una semana extraña, con momentos muy complicados y con momentos muy especiales.
El lunes empezábamos el día a contrapié, porque teníamos el tiempo más que calculado para terminar de montar nuestra exposición de fotografía en Zaragoza, en el ámbito cultural del Corte Inglés de Independencia. Y estaba todo calculado según la rutina habitual: dejamos al peque en el cole, desayunamos en la oficina, estrenamos nuestra preciosa mesa de trabajo montando las fotos en soporte rígido, vamos a la sala y las montamos, comemos, nos preparamos, recogemos a Yun y vamos a la inauguración los tres juntos.
Pero el señor Murphy y sus leyes tenían todavía la última palabra, y durante la noche del domingo al lunes Yun se nos puso malito. Y el precioso y organizado plan se desmoronó como un castillo de naipes, así que tuvimos que hacer lo único que se puede hacer en estos casos: adaptarnos. La verdad es que la adaptación fue posible gracias a la imprescindible y nunca bien ponderada colaboración de nuestras mamis, las súper abuelas, a las que siempre SIEMPRE tenemos tanto que agradecer y tan poco tiempo para hacerlo.

Bien, al final de la tarde parecía que superábamos los contratiempos del ajetreado lunes dejando inaugurada la exposición, y disfrutando de la compañía de gente muy querida con la que hacía tiempo que no teníamos el placer de charlar. Pero por la noche Sergio empezó a encontrarse mal. Ese malestar se transformó en 40 º de fiebre y una nueva reorganización de la semana, de la agenda y nuestra rutina.

Y el jueves era la gala de los Premios Nacionales de Fotografía, LUX 2013. Y nos hacía mucha ilusión ir por varias razones: porque la gala de los LUX para todos los que amamos la fotografía, es una recreación de la vista, un momento para disfrutar, una visión de lo que se está haciendo en fotografía profesional en España, de lo que aportan valores muy consolidados y la frescura de la gente que empieza. Belleza e inspiración en píldoras fotográficas.
Y por supuesto, por la serie de dos fotos que teníamos premiada.

Lo cierto es que este año, independientemente de tener o no tener un premio, nos sentíamos bastante contentos de las fotos presentadas, de nuestra candidatura a los LUX. Los Premios LUX te permiten hacer un pequeño alto en el camino y te invitan a ser crítico con tu trabajo, con lo que has hecho en la temporada, con tu evolución. Y estábamos bastante contentos y orgullosos de las fotos que presentamos – la mayoría de ellas, vimos después, habían quedado finalistas en la selección final.

Pero concretamente la serie “Coronada” tenía un significado muy especial para nosotros. Quizás resume perfectamente el tipo de imágenes que nos gusta conseguir: convertirte en invisible, espectador de pequeños grandes momentos, capturador de emociones. Y yo concretamente sentía una conexión muy especial con ellas, porque la mirada de la abuela de esta novia me recordaba muchísimo a la de mi propia abuela; cuando vi sus ojos emocionados en el abrazo, reviví los abrazos que ella me regalaba. Sinceramente, esa capacidad que tiene la segunda imagen de la serie, para mí no tiene precio, porque por desgracia, hace ya casi cuatro años que no puedo sentir su abrazo, ni mirar sus ojos. Y sinceramente, no pasa ni un solo día sin que los eche de menos.

Cuando nos anunciaron la serie galardonada pensamos en eso y nos alegramos especialmente por Ana Carla, la novia protagonista de estas fotos. Ella tiene la suerte de tener a su abuela aquí, y esperamos pueda disfrutarla durante muchos muchos años. Y quizás, si algún día eso no es posible esta imagen seguro que, como a mí, le hace revivir este momento y seguro que la siente cerca.

Por fin pudimos ir – con esfuerzo titánico de Sergio y rocambolescas combinaciones de transportes.
Ya en el cóctel, con el LUX ORO en las manos y la emoción a flor de piel, recibimos felicitaciones de muchos asistentes y casi un comentario unánime: esos ojos… esa mirada… El “fenómeno abuela” que creíamos compartir en exclusiva con la protagonista de las fotos, había trascendido al jurado y a todos los que miraban. Durante un momento, con esa mirada en la pantalla del Auditori del DHUB Museu, todos los asistentes pensaron en su abuela, en su abuelo, en esa figura protectora que siempre te ve como si fueras niño (el mejor, el más guapo, el más listo, el más bueno), que te regala abrazos y miradas de orgullo y satisfacción por el mero hecho de ser tú.

Solo podemos dar las gracias a la AFP y al jurado por elegir nuestras fotos. Y muy especialmente a todas las parejas que nos dejáis compartir momentos como éste, que nos cedéis la responsabilidad y la posibilidad de plasmarlos en fotografías que os acompañen siempre. De verdad, lo decimos cada año, este premio es vuestro.

Bueno, y también un poquito de todas las abuelas… ¿qué haríamos sin ellas? ;)

 

 

Rocha Fotografia - August 30, 2014 - 22:40

Excelentes imágenes los felicito por su trabajo

Alvaro Sancha - January 2, 2014 - 18:42

Enhorabuena!!!

Sara - December 13, 2013 - 12:10

Es una foto preciosa… que me ha hecho pensar en mi abuela…. la persona a la que más añoré el día de mi boda.
Enhorabuena por vuestro trabajo y gracias por compartirlo con nosotros.
Sara

Tu email nunca será publicado o mostrado. Los campos indicados son obligatorios *

*

*

S Í G U E N O S   E N   F A C E B O O K